2/3/12







El ataque falso electoral

“El acuerdo de Cartagena de Indias firmado con la Dirección Nacional del Frente Nacional de Resistencia Popular el 22 de mayo de 2011 y avalado por los Presidentes de Colombia y Venezuela. Es el principal avance en el proceso de legitimación internacional que logró el régimen de facto”. Roberto Briseño.


Por: Ronnie Huete


São Paulo, Brasil, 5 de mar. La siguiente etapa en la era post golpe de Estado por la que atraviesa Honduras, a través de la dictadura “moderna” en que vive, está en vigencia.


La decisión política de organizar el Partido “Libertad y Refundación” conocido bajo la abreviatura de Libre es un triunfo de la inteligencia estadounidense en el proceso de fortalecimiento del régimen neofascista en Honduras.


Los análisis expuestos por el sociólogo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, (UNAH), Roberto Briseño, exponen que este proceso rompe con la verdadera causa de lucha de transformar la estructura y funcionamiento del régimen político.


El fortalecimiento del régimen violento que gobierna en Honduras, es otro triunfo en su proceso legitimador, sin embargo debilita la unidad y la acción colectiva del otrora movimiento de Resistencia Popular, surgido tras el golpe de Estado en 2009.

Extrema Violencia



Briseño menciona que existe una degradación por auto desestructuración institucional del Estado y que ha sido sustituido por el régimen.


Acontecimiento que ha convertido al país en uno de los más violentos e inseguros del mundo. Desestabilizando el orden estructural, que caracteriza a naciones que logran una mínima convivencia social.


Por ende, es irresponsable y oportunista asegurar que a través de la participación en un proceso electoral regido bajo las mismas leyes de los políticos golpistas, y la oligarquía financiadora de la dictadura, Honduras será libre, puesto que estos hechos sólo legitiman el guión que las agencias de inteligencia imperial han impuesto.


Históricamente los procesos de injerencia de Estados Unidos contra las democracias en América Latina han surtido efecto, sin embargo en la primera década del siglo XXI, son otras las metodologías que utilizan mediante la guerra de la información.

Farsa electoral


Seguir auto engañándose en la participación de un proceso electoral es afianzar la dictadura, política, militar, religiosa y empresarial que reprime a las grandes masas de campesinos en el Bajo Aguán, situada en el Caribe de esta nación centroamericana y la Isla del pacifico hondureño, Zacate Grande.


Ambos territorios son víctimas de terribles violaciones de derechos humanos tal y como lo han descrito en diversos informes el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), y el Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de las Victimas de la Tortura y sus Familiares (CPTRT). Ambos organismos no gubernamentales de derechos humanos.

De igual forma los campesinos, los pueblos originarios de Honduras, la comunidad diversa y los afro descendientes, siguen sufriendo de hostigamientos por su postura contraria a la dictadura y a la farsa electoral y a los atropellos de los grandes terratenientes.


Otro de los argumentos del también catedrático de la carrera de sociología de la UNAH, Roberto Briseño, describen que la constitución del nuevo partido político “Libre” buscando posibilidades de incluirse en el mismo sistema político decadente, solo contribuye a la legitimación de la dictadura.

Control total




Más que contribuir a la fuerza del movimiento social, lo debilita y fortalece al plan estratégico imperial que junto a la retrograda burguesía mantienen el control de los recursos naturales de Honduras.

Organizaciones como el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), y los garífunas organizados en Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH) siempre han denunciado que históricamente han sido despojados de sus territorios y recursos naturales.


Estos organismos señalan que antes eran los colonizadores europeos y ahora son las élites criollas, los estados nacionales, los poderes fácticos y políticos ligados al capital monopólico nacional, transnacional de los Estados Unidos y la Unión Europea.


Estos acontecimientos aún con una permanente vigencia tienden a profundizar su violencia, como lo visto recientemente en febrero en el incendio del penal de Comayagua en donde fueron quemados vivos 361 reclusos.


Ataques incendiarios



Luego, el ataque se dirigió hacia la clase pobre, en los cinco mercados capitalinos situados en la ciudad de Comayagüela, que también forma parte de la capital de Honduras, más de 5,000 comerciantes perdieron toda su mercancía.

Como es normal en esta nación centroamericana, el representante del régimen, Porfirio Lobo Sosa y su alcalde capitalino, Ricardo Álvarez, sin escrúpulo alguno se autodenominaron héroes en los medios de comunicación a su servicio.


Estos hechos en la “dictadura moderna del porfiriato” siguen muy bien ese guión de la inteligencia imperial, que al no tener una verdadera oposición, seguramente se trama el próximo ataque en ese país.


Estos actos criminales contra la nación, en medio de una abierta convocatoria a participar en las próximas elecciones electorales, de los movimientos políticos adscritos, al Tribunal Supremo Electoral, acontecen con plena impunidad y en un Estado en donde las leyes son controladas por la mafia.


Destrucción del poder



Los beneficiarios de este adormecimiento, son los grupos que ostentan las fuentes de riqueza en Honduras y quienes han mantenido con sangre ese status quo. Ahora lograron aplacar a los seudo dirigentes y caudillos quienes autoengañandose se proclaman revolucionarios.


Ante este panorama, la organización y la unión de los pueblos originarios de Honduras, afro descendientes, campesinos, obreros, defensores de derechos humanos, ambientalistas, comunicadores sociales, periodistas, sociólogos, las poblaciones en los barrios y aquellos sectores que no buscan oportunismo ni ínfulas de grandeza narcisista, son los verdaderos líderes de un proceso emancipador.


Es tiempo que Honduras sea parte del proceso de emancipación latinoamericana, que se vive en el sur de nuestra América, apartando la carroña política que recrudece el cáncer del movimiento social, porque el poder no se destruye por sí sólo, necesita de la unión de fuerzas.


Cualquier atentado o amenaza para el autor de este artículo es responsabilidad de quienes representan y gobiernan el Estado de Honduras o sus invasores.

El autor de este artículo es corresponsalía voluntaria de la revista Caros Amigos editada en são Paulo, Brasil para Centroamérica, la organización Casa Mafalda São Paulo, Brasil , La Agencia informativa Latinoamericana Prensa Latina, Kaos en la red y El portal http://desacato.info editado en Florianópolis, Brasil.









“InterferênCIA”, a nova invasão


Os quase três anos do golpe político, militar, religioso e empresarial no Estado hondurenho, são uma mensagem clara das táticas de predominio e resgate de territórios colonizados pelos vizinhos do norte.


Por: Ronnie Huete

Tradução a portugues: Raphael Sanz




São Paulo, 1 março. A América Latina foi atacada. A quase três anos do golpe de Estado sobre a nação centroamericana de Honduras, uma nova estratégia de invasão penetra com maior força.


Interessantes materiais sobre a interferência da Agencia Central de Inteligencia (CIA) nos partidos políticos latinoamericanos aparecem no livro La CIA contra América Latina.

A obra narra com detalhes como os serviços de inteligencia dos Estados Unidos penetram nos partidos de direita e de esquerda das nações latinoamericanas que se reinvidicam ser “democráticas”.


Honduras, por ser uma nação centroamericana cujo território é geopolíticamente importante, acaba vulnerável a uma invasão silenciosa por parte do império estadunidense e através de uma “ditadura moderna”.


Neofascismo



Sarcásticamente esta é forma pejorativa de chamar a uma ditadura cujas características de repressão, assassinato, ameaças de morte à aqueles que se opõe a viver sob o tal regime, entre outras armas contra os direitos humanos, se desenvolvem na nação centroamericana.


Desde o dia 28 de junho de 2009, a mensagem foi clara: aderir as políticas progressistas da América do Sul é um pecado que se paga com a morte.

Somado a isso, as riquezas naturais que possue Honduras como petróleo, água, oxigênio, entre outras, são apropriadas para uma invasão estadunidense, cujo país sofre das calamidades de uma crise do agonizante sistema capitalista.


Como a União Européia, os Estados Unidos ficam sem recursos naturais, assim têm que recorrer à violência armamentística para apoderarse dos recursos naturais das terras do sul do planeta.


Bases áreas



A nação de Mali, na África, é rica em cobalto, um mineral essencial para o funcionamento do sistema de telefonia celular no mundo. Mali é então vítima desta invasão, sob o pretexto de desenvolvimento econômico onde apenas as corporações multinacionais mais influentes se ocupam da sua desmedida exploração.


Voltando a Honduras, nação que tem uma população de 8 milhões de habitantes e seus 112,492 quilómetros quadrados de extensão são muito importantes para que opere amplamente a principal base naval estadunidense na América Central, conhecida como Soto Cano o “Palmerola” situada ao norte de Tegucigalpa, capital do país, são indispensáveis para sua invasão.

O exemplo de Honduras é uma clara mensagem às demais nações que possuem recursos naturais ou desejam pender para a esquerda. Na América Latina, especificamente um ano depois do golpe em Honduras, no Equador tentaram o mesmo mas sem resultado algum.


O mesmo ocorreu na Bolivia na Venezuela, entre outras nações que estão crescendo politicamente e cuja economias se distanciaram da coleira do Fundo Monetário Internacional (FMI), é uma Insinuação para o imperio estadunidense e da União Européia.


Nossa América Latina



Por tal motivo, é de suma importância que a organização latino americana seja vista como uma pátria enorme, tal visão é necessária para parar com a ambição e a fome dos vizinhos del norte, posto que seu furor de neocolonialismo segue forte e vigente.


A primavera árabe do recente ano de 2011 deixou claras as verdadeiras pretensões dos países da Organização do Atlântico Norte, mais conhecida como OTAN, como sendo aquela que fomenta um golpe de Estado em escala internacional sobre a nação irmã da Líbia.


A Líbia, hoje em meio as ruínas, deixou de ser a nação mais desenvolvida da África para passar a meros vestígios destruídos pela ambição das nações do norte.


Da mesma forma neste momento na nossa grande pátria, América Latina, especificamente em Honduras se vive uma invasão silenciosa, que utiliza o mais cru roteiro da CIA e das demais agências de inteligência dos Estados Unidos.


Inteligência terrorista



Algumas destas agencias disfarçadas de organismos altruístas e defensores da “democracia” interferem midiaticamente para submeter o país centroamericano.


Os dois recentes incêndios que provocaram o massacre de um presídio inteiro na cidade de Comayagua em Honduras, onde foram calcinados vivos 355 reclusos e o recente ataque aos mercados de Tegucigalpa, cujos locatários são pessoas pobres. São mensagens e ações claras de uma “ditadura moderna”, cuja invasão silenciosa ou sua “interferenCIA” , é um roteiro que diz já estar predisposto a atacar, contudo, qual será a próxima nação de nossa América Latina onde este roteiro, já tem uma invasão marcada?


Qualquer atentado ou ameaça ao autor deste artigo é de responsabilidade daqueles que representam e governam o Estado de Honduras ou seus invasores.

O autor deste artígo é correspondente voluntario da revista Caros Amigos editada en São Paulo, Brasil, para a América Central, a organização da Casa Mafalda, São Paulo, Brasil , a Agencia informativa Latinoamericana Prensa Latina, Kaos en la red y El portal http://desacato.info editado em Florianópolis, Brasil




1/3/12





InjerenCIA”, la nueva invasión


A casi tres años del golpe político, militar, religioso y empresarial en el Estado hondureño, es un mensaje claro de las nuevas tácticas de predominio y rescate de territorios colonizados por los vecinos del norte.


Por: Ronnie Huete



São Paulo, 1 mar. Latinoamérica fue atacada. A casi tres años del golpe de Estado en la nación centroamericana de Honduras, una nueva estrategia de invasión penetra con mayor fuerza.


Interesantes materiales sobre la injerencia de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en los partidos políticos latinoamericanos aparecen en el libro la CIA contra América Latina.


En el presente libro narra con detalle de cómo los servicios de inteligencia de Estados Unidos penetran en los partidos de derecha y de izquierda de las naciones latinoamericanas que alaban ser “democráticas”.


Honduras, por ser una nación centroamericana, cuyo territorio geopolíticamente importante, la hace vulnerable a una invasión silenciosa de parte del imperio estadounidense, a través de una “dictadura moderna”.


Neo fascismo



Sarcásticamente esta forma peyorativa de llamar a una dictadura, cuyas características de represión, asesinato, amenazas a muerte a quienes se oponen a vivir en el régimen neo fascista, entre otras armas contra los derechos humanos, se desenvuelven en la nación centroamericana.


Desde el 28 de junio de 2009 el mensaje fue claro, virar hacia las políticas progresistas del sur de América, es un pecado que se paga con la muerte.


Sumado a ello, las riquezas naturales que posee Honduras como petróleo, agua, oxigeno, entre otras, son apropiadas para una invasión estadounidense, cuyo país sufre las calamidades de una crisis del agonizante sistema capitalista.


Al igual que la Unión Europea, Estados Unidos se queda sin recursos naturales por lo que tienen que recurrir a la violencia armamentística, para apoderarse de los recursos naturales de las tierras del sur de la tierra.


Bases áreas



La nación de Mali en África, rico en cobalto, cuyo mineral es el potencial para el funcionamiento de la telefonía celular en el mundo, es víctima de esta invasión, bajo el pretexto de desarrollo económico en donde las transnacionales más influyentes se ocupan de su desmedida extracción.


Pero, volviendo a Honduras, cuya nación tiene una población de 8 millones de habitantes y sus 112,492 kilómetros cuadros de extensión, son muy importantes para que opere a sus anchas la principal base naval estadounidense en Centroamérica, conocida como Soto Cano o “Palmerola” situada al norte de Tegucigalpa, capital de este país centroamericano, y cuyas bases son indispensables para su invasión.


El ejemplo de Honduras es un mensaje claro a las demás naciones que poseen recursos naturales o desean virar a la izquierda. En Latinoamérica, específicamente un año después del golpe en Honduras, en el Ecuador se intento hacer lo mismo sin resultado alguno.


Al igual que en Bolivia, Venezuela, entre otras naciones que están creciendo políticamente y cuyas economías se han alejado del guión del Fondo Monetario Internacional (FMI), siendo esto como una bofetada para el imperio yanqui y de la Unión Europea.


Nuestra Latinoamérica



Por tal motivo, es de suma importancia que la organización latinoamericana vista como una patria enorme, es necesaria para aplacar la ambición y el hambre de los vecinos del norte, puesto que su furor de neocolonialismo sigue vigente.


La primavera árabe del reciente 2011, dejo claro las verdaderas pretensiones de los países de la Organización del Atlántico Norte más conocido como OTAN, quienes propiciaron un golpe de Estado a escala internacional en la hermana nación de Libia.


Libia, hoy en medio de las ruinas dejo de ser la nación más desarrollada de África a pasar a vestigios destruidos por la ambición de las naciones del norte.


De igual forma en este momento en nuestra patria grande, Latinoamérica, específicamente en la nación de Honduras se vive una invasión silenciosa, utilizando el más crudo guion de la CIA y de las demás agencias de inteligencia de Estados Unidos.


Inteligencia terrorista




Algunas de estas agencias disfrazadas de organismos altruistas y defensores de la “democracia” injieren mediáticamente para someter al país centroamericano.


Los dos recientes incendios que provocaron la masacre de un presidio en la ciudad de Comayagua en Honduras, en donde fueron calcinados vivos 355 reclusos y el reciente ataque a los mercados de Tegucigalpa, a través de un incendio provocado y cuyos locatarios son personas pobres, son mensajes y acciones claras de una “dictadura moderna”, cuyo accionar de invasión silenciosa o su “injerenCIA” , es un guion que ya está predispuesto a atacar, sin embargo, ¿cuál será la próxima nación de nuestra América Latina en donde este guión, ya tiene señalado una invasión?


Cualquier atentado o amenaza para el autor de este artículo es responsabilidad de quienes representan y gobiernan el Estado de Honduras o sus invasores.


El autor de este artículo es corresponsalía voluntaria de la revista Caros Amigos editada en são Paulo, Brasil para Centroamérica, la organización Casa Mafalda São Paulo, Brasil , La Agencia informativa Latinoamericana Prensa Latina, Kaos en la red y El portal http://desacato.info editado en Florianópolis, Brasil


15/12/11





“¡Nos están matando!”



Las mujeres periodistas que recién fueron torturadas públicamente por la guardia presidencial y los militares, exhiben ante el mundo el irrespeto a la libertad de expresión que se vive en la dictadura de este país.



Por: Ronnie Huete





Tegucigalpa, 15 de dic. La era del “porfiriato” involuciona su intolerancia a la crítica, a un sistema neo fascista de principios del siglo XXI.


El pasado martes 13 de diciembre quedó claro. Reprimir hasta acallar, en frente de lo que representa la casa presidencial del régimen del “porfiriato” es un hecho.


Ante el asesinato imparable de los periodistas en Honduras, la prensa independiente realizó una marcha pacífica hasta casa presidencial. La organización de esta actividad la efectuaron un grupo de mujeres periodistas, quienes con velas y vestidas de luto marcharon para exigir el respeto a la vida.


Esta marcha pacífica se convirtió en una embestida dirigida por las órdenes del “porfiriato” que con sus perros amaestrados a los que llaman guardia presidencial, y militares que resguardan la casa presidencial, atacaron irracionalmente a las marchantes.


Moderna dictadura



La lucha fue frente a frente, con la ganancia de la razón y las exigencias del respeto a la vida, contra la más cruda intolerancia de la dictadura “moderna del porfiriato” quien no dudo en torturar públicamente a las mujeres periodistas.


Claudia Mendoza, Iris Mencia, Sandra Sánchez, Miriam Amaya, Eleana Borjas, entre otras que no claudicaron ante la represión de gases lacrimógenos, y las armas de tortura que utilizan los enemigos del pueblo, llamados militares.


Una de las marchantes, quien por razones de seguridad pidió no se revelara su nombre, manifestó que esta marcha fue por la vida, por el respeto a los derechos humanos y la libertad de expresión.


Uno de los objetivos de la marcha era de llegar a casa presidencial y leer un comunicado y hacer una protesta pacífica contra los asesinatos a los periodistas, así como recién lo hizo un grupo de periodistas, quienes en su mayoría representan al “porfiriato”.


Merito de asesinato



La brutalidad de la guardia presidencial y los militares que resguardan ese lugar gubernamental, fue extrema, describe la periodista que también fue afectada por las bombas lacrimógenas.


Según la reportera, en la calle, en la esquina o en cualquier lugar por donde se camina en Honduras es imposible vivir, puesto que la vida de los periodistas que redactan lo visible en la dictadura del “porfirtiato” es merito para asesinarles.


“los periodistas no nos sentimos libres de caminar públicamente, ¡nos están matando!”, describió con impotencia la periodista.


Las mujeres periodistas que participaron en esta marcha exigen que por lo menos se nombre una comisión interventora, y que exista una verdadera depuración de la policía nacional de este país centroamericano.

Instituciones Incrédulas



Según la entrevistada, en Honduras se ha llegado al punto de que el sistema no funciona,”se vive en un estado fallido”, puesto que a su criterio todas las instituciones que representan la seguridad estatal ya no tienen credibilidad.


Alguno de los medios tradicionales en Honduras entre ellos los que pertenecen a Carlos Flores Facussé, Jorge Canahuati y Rafael Ferrari, publican reacciones de malestar de estos dueños, quienes mandan a sus sirvientes de la comunicación a despotricar cualquier intento de lucha social por la liberación de Honduras.


Bajo este terrorismo mediático, la prensa independiente o alternativa de Honduras lucha, para denunciar los acontecimientos de la dictadura del porfiriato.


El Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), actúa según los mandatos de estos mercaderes de la información, puesto que sus acciones conservadoras siguen los lineamientos de la dictadura del “porfiriato”, convocando marchas sin sentido y sin ninguna demanda.

Periodistas de “estomago”




La periodista afectada también describió que el periodista como cualquier ciudadano debe ser político y tomar una postura, puesto que si no lo hace no se le puede considerar un ser humano.


“El periodista debe denunciar, no acallar, no debe de convertirse en periodista de estomago como la mayoría que trabaja en los medios golpistas” afirmo con ahínco la entrevistada.


¿Qué íbamos hacer un grupo de mujeres vestidas de negro?, se pregunto la periodista, ante la embestida de los militares y la guardia presidencial. “que podemos esperar si torturan públicamente a un grupo de mujeres desarmadas” finalizó la entrevistada.



Según el informe del Observatorio de la Violencia publicado en octubre pasado, se espera que a fin de año la tasa de homicidios en Honduras alcance la dramática cifra de 86 por cada 100,000 habitantes. Es decir, el doble de la tasa registrada durante el primer semestre de 2011 (43.7) y casi tres veces la de 2010 (36.6). Cifras que superan con creces las de varios países en guerra.



El autor de este artículo y fotografías es corresponsalía voluntaria de la revista Caros Amigos editada en são Paulo, Brasil para Centroamérica, La Agencia informativa Latinoamericana Prensa Latina, Kaos en la red y El portal http://desacato.info editado en Florianópolis, Brasil.



Cualquier atentado o amenaza para el autor de este artículo es responsabilidad de quienes representan y gobiernan el Estado de Honduras.









11/12/11



La prensa del porfiriato




La alienación mediática de la prensa hondureña toma fuerzas, a través del disfraz de la víctima y no del victimario, para servir con mayor ahincó al régimen del porfiriato que financia la seudo burguesía del terror.

Por: Ronnie Huete


Tegucigalpa, 11 de dic. El sector de la prensa que aplaudió el golpe de Estado de 2009 y que sigue aplaudiendo la era post golpe de Estado, salió a las calles en la simulación de una protesta, claramente orquestada por la oligarquía que financia el actual porfiriato dictatorial.


El trabajo comunicacional que han realizado estos sirvientes del terrorismo mediático, ha contribuido para que la apología del odio en contra de los derechos humanos y la libertad de expresión, se esté tornando con mayor ímpetu.


En una clara insostenibilidad de los asesinatos a los periodistas hondureños, los dueños de los medios de comunicación en Honduras, se ven obligados a pronunciarse contra lo que ellos mismos han promovido.


La cacería de la libertad de expresión y de pensamiento seguirá fortaleciéndose conforme la geografía hondureña, este militarizada en su totalidad, puesto que la razón, el progreso y la libertad de esta nación centroamericana, la definen las armas de la milicia.



Porfiriato



El porfiriato que vive Honduras, a través de Porfirio Lobo Sosa, continuador del régimen post golpe de Estado, tiene la finalidad de asesinar toda oposición que se alce en su contra.


La prensa progresista, independiente o alternativa que trabaja en esta nación Centroamericana, corre con mayor riesgo de perder la vida, pero no la razón y la lucha por seguir denunciando los atropellos que ocurren en detrimento de los derechos humanos.


En medio del caudillismo oportunista en el que ha involucionado cierto sector popular de Honduras y la mayúscula represión del porfiriato, el trabajo social de la prensa independiente y multimedia no claudicara.


Pese a que la legitimación del golpe de Estado patrocinado por el imperio estadounidense finalizó su primera parte, al inscribir a otros movimientos sociales en partidos políticos, ahora comienza la segunda fracción, la de recrudecer con más violencia a sus opositores.


Maquillaje mediático



Esta intolerancia social y humana, al estilo de las dictaduras contemporáneas de la década de los setenta del siglo XX en América Latina, cuenta con el maquillaje mediático de los medios de comunicación, quienes cumplen su responsabilidad de presentar una Honduras en paz.


Sin embargo, la emancipación multimedia a través del apoyo de la prensa internacional alternativa y progresista hacia la difusión de lo que ocurre en Honduras, después de la asonada castrense de 2009, es un hecho que irrita a los dueños de los medios de ese país.


La cibernavegación de estos primeros años del siglo XXI, ha permitido que el periodismo mediático terrorista haya perdido peso, pero la criminalización a la que son objeto organismos y personas no acomodadas al porfiriato, es latente.


Organismos hondureños de derechos humanos no gubernamentales denuncian una criminalización en su contra, motivo por el que deben acrecentar su lucha con las herramientas de la comunicación multimedia, porque esta segunda fase de legitimación del golpe de Estado, hará lo posible por criminalizarlos.


Igual suerte correrán aquellos organismos políticos que no han caído en el circo político electoral del porfiriato. Por otra parte, es indispensable la unión mediática de la prensa alternativa de esa nación, puesto que su vulnerabilidad se extiende.

Doble rostro




Pero, ¿qué pasa? con aquel sector de la prensa, que se auto proclama independiente, y con imágenes, escritos o voces sensacionalistas pretenden jugar en el bando del más duro conservadurismo y por el otro muestra la cara “periodística” a favor de una “causa”.


Estas medias tintas de ese sector de la prensa la hacen más peligrosa que la prensa ya definida como golpista pro-yanqui, puesto que su agenda es definida según los millones de lempiras que definen su publicidad, o de las 30 monedas que caigan de la mesa oligarca.


Este ambiente periodístico es el que define la agenda informativa de este país, cuyo contexto le da vigencia a las palabras emitidas por el escritor romano, Marco Tulio Cicerón (106 AC-43 AC); “La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio”.



Según el informe del Observatorio de la Violencia publicado en octubre pasado, se espera que a fin de año la tasa de homicidios en Honduras alcance la dramática cifra de 86 por cada 100,000 habitantes. Es decir, el doble de la tasa registrada durante el primer semestre de 2011 (43.7) y casi tres veces la de 2010 (36.6). Cifras que superan con creces las de varios países en guerra.


El autor de este artículo y fotografías es corresponsalía voluntaria de la revista Caros Amigos editada en são Paulo, Brasil para Centroamérica, La Agencia informativa Latinoamericana Prensa Latina, Kaos en la red y El portal http://desacato.info editado en Florianópolis, Brasil.



Cualquier atentado o amenaza para el autor de este artículo es responsabilidad de quienes representan y gobiernan el Estado de Honduras.